Medios para desarrollar la coordinación

     A través de los ejercicios de coordinación se desarrollan las diferentes habilidades y destrezas corporales en relación con el movimiento: General, óculo-manual y óculo-pédica.
     Desplazamientos: Por desplazamiento entendemos toda progresión de un punto a otro del espacio, utilizando como medio el movimiento corporal total o parcial. Las dos manifestaciones mas importantes del desplazamiento son la marcha y la carrera, sobre todo desde el punto de vista educativo y de utilidad. Aunque existen otras modalidades en la forma de desplazarse (cuadrupedia, a pata coja, etc.)
     La Marcha: Es una consecuencia de la adquisición de una mayor fuerza y desarrollo de los mecanismos sensoriomotores que permiten mejor equilibración y mayor coordinación neuromuscular.
La marcha evoluciona durante la primera infancia (reptación, cuadrupedia, marcha bípeda) hasta los 4 años, llegando a una marcha mas armoniosa, semejante a la del andar adulto. Sus características son:
-Tronco recto,
-Brazos en oposición a las piernas,
-Movimiento rítmico de la zancada,
-Seguimiento de la línea de marcha.
     La Carrera: De estructura similar a la marcha, se diferencia de ésta en la llamada fase aérea y en la necesaria mayor fuerza para recibir el peso del cuerpo durante la misma. Se inicia a partir de los 2-3 años con dificultades para el giro o la detención brusca, siendo ya bien utilizada en los juegos a la edad de 5-6 años en que llega a asemejarse a la del adulto. Sus características son:
-Tronco ligeramente inclinado hacia adelante.
-Cabeza y mirada hacia adelante.
-Brazos con balanceo libre en el plano Sagital.
-Elevación de la rodilla.
-Fase de vuelo.
    
     Saltos_: El desarrollo del salto se basa en complicadas modificaciones de la carrera y la marcha, con la variante del despegue del suelo como consecuencia de la extensión violenta de una o ambas piernas. En todo salto existen dos fases:
 -Fase previa o preparación al salto.
 -Fase de acción, o salto propiamente dicho.
Su realización implica la puesta en acción de los factores de Fuerza, equilibrio y coordinación, tratándose por consiguiente de una habilidad filogenética que se perfecciona con el crecimiento psicofísico y el desarrollo de dichos factores.
     El niño comienza su génesis del salto, con aproximadamente los 18 meses. Hacia los 27 puede saltar desde una altura de 30cm.
con un pie delante del otro, llegando a ser a los 5-6 años semejante al salto del adulto, con una buena coordinación. El salto puede ser Vertical u Horizontal.
     Giros: Entendemos por giro todo aquel movimiento corporal que implica una rotación a través de los ejes ideales que atraviesan el ser humano, vertical, transversal y Sagital.
     Los giros, desde el punto de vista funcional constituyen una de las habilidades de utilidad en la orientación y situación del individuo, favoreciendo el desarrollo de las habilidades perceptivo espacial y temporal, capacidad de orientación espacial (orientar el cuerpo en la dirección deseada, por ejemplo), coordinación dinámica general y control postural (maduración neuromuscular y equilibrio dinámico), así como del esquema corporal (el niño, a través de las sensaciones que le producen los giros, se percibe mejor a sí mismo).
     Podemos establecer varios tipos de giros:
      -Según los tres ejes corporales: Rotaciones, Volteretas,  Ruedas.
      -Giros en contacto con el suelo.
      -Giros en suspensión.
      -Giros con agarre constante de manos (barra fija).
      -Giros con apoyos y suspensión múltiples y sucesivas.
     Lanzamientos y Recepciones:Implican un proceso cognitivo en el que intervienen tres factores fundamentales: Velocidad, Distancia y Precisión; además de la fuerza y flexibilidad.
     Lanzamientos: A los 6 meses el niño puede hacerlo desde la posición de sentado.
A los 2-3 años, logra el lanzamiento con la extensión de los brazos.
Hacia los 5-6 años el lanzamiento va alcanzando la madurez adulta, con adelantamiento de la pierna opuesta al brazo lanzador y adoptando éste la posición de armado por encima del hombro.
Podemos distinguir dos tipos de lanzamiento:
      Lanzamiento de distancia, dominado por los aspectos cuantitativos de la acción motriz, fuerza, velocidad y potencia.
      Lanzamiento de precisión, dominado por los aspectos cualitativos, sobre todo de la habilidad perceptivo-motriz.
     Recepciones: La maduración de la habilidad de recibir o recoger evoluciona de forma parecida a la de lanzar, necesitando de un mayor ajuste perceptivo-motor.
Hacia los 3 años los niños ponen los brazos en forma de una canasta para poder recibir una pelota.
A los 4 para recibir el balón, son capaces de abrir los brazos.
A los 5 lo recepcionan en vuelo una pelota de tamaño medio.
Distinguimos dos tipos de recepciones:
Recepciones propiamente dichas: Paradas, Controles, Despejes.

Recogidas: El objeto a recpepcionar se encuentra parado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s